07 mayo 2008

Dónde dije digo...


El recuerdo que guardaba de mi última visita, tengo que decir que han pasado muchos años, era el de una ciudad absolutamente grisácea, plomiza, sombría, envuelta en una enorme nube de humo que empapelaba todas las fachadas de los edificios, posiblemente en ese recuerdo juvenil no había en mi elementos de juicio para saborear lo que ya evidentemente era una gran ciudad.
En este puente-acueducto que hemos disfrutado y penado por sus consabidos atasquitos los que vivimos en el "foro", decidí volver a visitarla.

Mi reencuentro con Bilbao fue simplemente impactante, tuve que deshacer toda la estructura mental que me había forjado sobre ella y desdecirme de mis anteriores valoraciones, me encontré en una ciudad amable, paseable, y llena de luz una mezcla no demasiado fácil de encontrar. Rectificar a tiempo siempre es un punto a favor...


Y ahora viene cuando la matan...

El Guggenheim , para mi absolutamente deslumbrante, un toque exagerado de futuro, una obra valiente y rompedora, que puede gustar o aterrorizar pero desde mi criterio, nada experto en arquitectura por supuesto, y solo dejándome guiar por las emociones que me trasmite aquello que miro... espléndido.
Sé que muchos no son partidarios de mi particular visión...y no miro a nadie ;), pero es justamente la atmósfera de la que me he rodeado estos días y la que tengo que transmitir.

5 comentarios:

Kagahn dijo...

See Please Here

Poledra dijo...

Hija, no soy parcial, Bilbao es mi tierra...con o sin Guggenheim, uno de los mejores lugares del mundo.

Un abrazo

raindrop dijo...

Ya escribí sobre el museo Guggenheim de Bilbao en el blog (supongo que lo recuerdas :D) y donde dije digo sigo diciendo digo. Gehry me produce el mismo efecto que si me dieran una patada en los... (ahí mismo).
La boñiga de titanio no está mal como escultura, pero es inaceptable como obra arquitectónica. Los motivos ya los conté en aquel post.
Su mayor éxito es haberse convertido en un icono mediático fruto de una intensa campaña de marketing.

besos

Nerim dijo...

Yo tampoco puedo opinar. Bilbao es mi ciudad, ciudad en la que viví y me eduqué. Lo que si tengo que decir es que para mi Bilbao siempre fué una gran ciudad y ahora está más bonita que nunca. Hay mucho que mirar y admirar en Bilbao.
Lástima que no pueda ir siempre que quiero.

SIB dijo...

Poledra, seguro que es uno de los mejores lugares del mundo y me alegro infinito de haber vuelto, era una asignatura pendiente y ha sacado notable altisimo....

Rain, si leí tu post sobre el Guggenheim, y seguramente todos tus argumentos son muchisimo más lógicos y documentados que los mios que sólo me he dejado llevar como hago casi siempre úlimamente por las emociones que percibo...

Nerim, ese es el impacto que me ha causado el de una gran ciudad por la que pasear o tomarse unas tapas es una enorme delicia...
Besos a todos.