11 febrero 2009

MADRID MUGE


Y no sólo ante los alaridos interminables de estas brillantes, geniales y sorprendentes vacas de la "Cow Parade" que únicamente han llegado hasta aquí con un fin benéfico a poner la nota justa de color que necesitábamos, dejándonos la ciudad plagada de arte urbano, dando vida propia al cemento que nos envuelve, depurando el aire viciado que aspiramos con suma tranquilidad inconsciente, pero sobre todo dejando que esbocemos una sonrisa en cada esquina...

Y ya iba siendo hora que aquí, en Madrid, volvamos a sonreír por la calle¡¡¡

Pero alguien dijo, (anónimo, por supuesto, a ver quien era el valiente que ponía su estampa en esta frasecita) : "no esta hecha la miel para la boca del asno" ...y acertó de pleno.

La mayoría de ellas por torpezas inmensas de unos cuantos...Asnos... están enchufadas a un respirador artificial, recibiendo cuidados intensivos y otras tantas en traumatología de urgencias, siempre será un misterio a descubrir el morbo irresistible que debe producir arrancarles los cuernos, algo parecido a la amputación de la mano de la Cibeles cada año.
Esperemos que de esta se les quede algo, porque vamos a seguir insistiendo en revestir la ciudad de color, de buen rollo, de cultura en definitiva de la manera que sea.
Y aquí apunto otra frase que viene al pelo: "El arte tiene un enemigo que se llama ignorancia" (no me acuerdo de su autor, lo siento).
Pero Madrid brama, berrea por muchas cosas más... y siento que solo somos espectadores pasivos del primer acto de una comedia que no me está haciendo ninguna gracia.

6 comentarios:

raindrop dijo...

Estoy totalmente desinformado de la CowParade, así que me he quedado un pelín a dos velas. Pero me ha causado impacto esa 2ª frase: "El arte tiene un enemigo que se llama ignorancia". Muchas veces, es la ignorancia del espectador y, otras tantas, lo es del supuesto artista.
Sobre que se dediquen tantas atenciones para mantener la vida de los que quieren estar muertos y que, en ocasiones, no se dediquen ni una mitad de esas energías para mantener con vida (¡con calidad de vida!) a los que quieren seguir vivos... ¿qué se puede decir?

besos

Juanma dijo...

Pude ver en un telediario (cámara oculta) cómo trataban a las vacas...sin palabras.

Un abrazo.

radioblogueros dijo...

Es triste que el arte, por lo general, no pueda salir tranquilamente a la calle.

Saludos.

Luz de Gas dijo...

Es curioso que aquí puedan ver algunos que el mal está en los que están en la calle y en otro lado puedan quejarse que las autoridades no lo han sabido sacar. Muy curioso, lo que nos haces ver es antológico.

Muchas gracias y ojalá el arte viva día a día en la calle con nosotros y aprendamos a vivir con él.

Muchas gracias por todo eres genial

Avellaneda dijo...

Madrid, hoy por hoy, es un prado asfaltado con... muchos animales... estas vacas han traído color y como dices, alegría a la ciudad pero siempre hay bestias a las que les gusta llamar la atención, porque eso creo que hacen, como niños maleducados que creen que tooooodo es suyo.
Cuando oí que algunos robaron una de las vacas para subírsela a casa pensé que si yo hubiera sido el juez les hubiera puesto una sola pena: Subir y bajar dicha vaca hasta el 5º unas 10 veces!!
Y ahora saco mi orgullo bilbaino a colación y diré que esta exposición estuvo también en la capital del mundo mundial ;-).

Bss, compañera!

SIB dijo...

Un ABRAZO GENERAL A TODOS...
La vacas siguen en sus respectivos sitios dándonos la oportunidad de sonreir (ya veis que para mi es algo muy importante), más en tiempos no demasiados optimistas y menos para la ciudad de Madrid...
Jesús, como está el patio¡¡
Creo que no aprenden por mucho que se les atosigue e intente reeducar sobre todo en el respeto, pero que quereis que os diga hay mucha bestia suelta y no precisamente de fibra de vidrio y decorada...
buena pena sería esa Avellaneda pero creo que te quedas cortita, yo les hacía subir la Torre de Cristal de la castellana ( 52 pisos creo ) pero ida y vuelta...
Besos a todos.