17 julio 2009

Amiga que no se advierte...


Fiona ya no es tan pequeña, pero sigue siendo peluda y suave...
Y ayer fue su cumpleaños,como se nos ha podido pasar no hacerle este homenaje...
5 tremendos y tiernísimos años junto a ella, dándonos siempre lo mejor de si, sintiendo su presencia a cada momento pero desde esa tranquilidad típica de los de su raza..
Desde su llegada a casa algo aquí ha cambiado, pendiente de todos y de alguna manera unos más que otros, todos pendientes de ella, de sus gestos, de su impaciencia ante un buen bocado, de su ladrido (solo uno) como diciendo: cuidado que aquí estoy yo cuando alguien aparece por la puerta, y a pesar de ese cuerpo serrano que dios le ha dado sigue siendo una miedosa empedernida, hasta eso en una labradora-ogra como ella tiene su punto de gracia...
Fiona es mitad humana y mitad canina, y no me pierde el cariño a ella, pero es que su educación desde el principio en compañía de Álvaro, ha hecho que sea una perra mucho más sensible de lo normal, sus sentimientos son transparentes dependiendo como soplen los vientos, si hay temporal o por el contrario vienen tiempos de calma...
De ella hemos aprendido sobre todo lo que significa paciencia eterna, y creo que nunca podremos darle ni la mitad de cariño que ella nos dá cada mañana...
Como Platero, Fiona tiene acero y plata de luna al mismo tiempo...

4 comentarios:

Jeanne dijo...

Preciosa perra y precioso nombre, me encanta.

La idea de homenajearla me parece muy dulce...encantadora.

J.

raindrop dijo...

Se les pilla un cariño enorme a estos compañeros de viaje.
5 añitos... ¡bien por Fiona! :D

besos

Avellaneda dijo...

Es preciosa Fiona y el nombre me encanta! Tiene que ser una experiencia eso de tener un perrillo o un gato o... nunca tuve una mascota, todo lo más fue darle de comer a un perrillo callejero llamado Trosky cuando era una enana pero de tu escrito se deduce una ternura infinita. Felicidades Fiona!

Besos maja :)

DBor dijo...

q bonita Fionaa...me gusta leer tu blog..