15 noviembre 2007

GENTE KLEENEX


La raza humana no deja de sorprenderme... ni dejará de hacerlo.


Somos muchos y tan diferentes entre si , puede que quizá demasiado, que por eso nos extrañan algunas acciones o reacciones que vemos en otras personas que en algún momento de nuestra vida fueron muy cercanas.

Puede que el componente genético haga de las suyas, ese ácido que hay que abreviar su nombre por lo impronunciable que resulta, puede hacer que personas que han vivido mismas situaciones, parecidas en educación, de un mismo lugar y una parecida cultura, de repente y como espantados por la aparición de "Raimunda" el fantasma del palacio de Linares , transformen su personalidad hasta manifestarse ante nosotros como auténticos desconocidos?....


Son demasiadas las veces que vemos como amigos o personas de nuestro entorno más cotidiano sufren esa metamorfosis, esa transmutación que los devuelve irreconocibles a nuestra mirada, también es posible que nuestro espejo particular aquél en el que nos miramos cada mañana no nos refleje esa imagen también distorsionada de nosotros mismos, y padezcamos del mismo mal o dolencia que ellos...

¿De qué estoy hablando?, en ocasiones se sobreentienden las frases sin demasiada aclaración, cuando se trata de algo con carácter general...

Leyendo hace unos días a Javier Marías, me daba cuenta de la extensión, de la capacidad negativa que tienen palabras como traición, engaño, maquinación, y no digamos nada si esas palabras se vuelven contra nosotros como un bumerán...

Entonces en ese preciso instante, que se hace lento como una adormecida tortuga con una maravillosa concha de carey, en ese "santiamén" en el que te das cuenta que eres presa fácil
de depellejar para aquella persona que creías "de tu misma piel", "por la que hubieras dado tu vida" el mundo deja de girar y caes del guindo para empezar a sentir que esos que creías tuyos no lo son tanto, los que pensabas iban a seguir en tu mismo camino hasta el final se giran en una curva, aquellos que traicionan por un ataque repentino de sublimidad o falsas dignidades, moralistas sin derecho y con opción clandestina a juicios de valores...


Hablo en definitiva de aquellas malas pasadas, (por ser algo recatada y fina), que a todos en alguna vuelta de tuerca de nuestra vida nos han jugado los que decían ser nuestras "almas gemelas" , pero de todo se aprende, se crece, se alimenta la inteligencia y la razón...

Aprendemos sobre todo a despojarnos de aquello que nos pudre y contamina, y por el contrario damos la bienvenida a aquellos seres que sin tantas alharacas ni aspavientos se acercan a nosotros muy tímidamente, pero llenos de dignidad y verdad, lo único que se necesita para respirar fuertemente y libres.

6 comentarios:

La interrogación dijo...

La verdad es que la primera vez que tiras un kleenex de esos parece que el mundo se va a acabar. Te planteas muchas cosas sobre la amistad y sobre las relaciones.
Supongo que con los años te vas dando cuenta de que los kleenex son importantes pero algunos tienen un ciclo de vida que en algún momento va a terminar y ya no te tiras tanto de los pelos cuando esto sucede.

Besos, pues

raindrop dijo...

"gente kleenex"... el título ya me ha dejado perplejo...
(quizás porque el eslogan es algo así como 'de usar y tirar')

La humanidad se va acostumbrando a 'usar' a sus miembros y a 'deshacerse' de ellos cuando ya no 'interesan'... Es una práctica terrible de la que podemos ser víctimas pero que también podemos evitar cometer con otros ¡y eso es lo más importante!

besos

mas de mi que de... lirio dijo...

Vuelves y con fuerza! Que alegría.
Tengo mis dudas, no se si cambiamos o sacamos nuestra propia maldad a relucir en momentos en que controlar se nos complica... No estoy muy segura de que la esencia cambie, creo mas bien que todos llevamos esa dualidad y que lo que reflejamos depende de donde pongamos nuestra energía.
Mas besos viajeros.

Zulu dijo...

No es solo la gente clinex, es el mundo clinex, y en mi opinión, no es que tires lo que ya no usas, es que tiras lo que te cansa, y el verdadero problema es que todo nos cansa...

SIB dijo...

No sé si vuelvo con fuerza o no Lirio, lo realmente importante es que siento que tengo ganas de hablar algo que me parece un paso importante. Seguro que todos somos en cierto modo "esa gente klennex" de la que hablo, pero hay que procurar frenar esa sin razón, o se es o no se es, pero las medianias siempre me han parecido pobres y vacias.
Zulu es que tiramos lo que ya no nos aporta nada, y si encima lo que nos produce es mal rollo ni nos preocupamos de arrojarlo a la papelera de reciclaje...para qué¡¡
Imagino que la edad tendrá algo que ver en esta selección algo más rigurosa...
El lunes cumplo años¡¡¡ horror¡¡¡
Besos a todos.

SIB dijo...

No sé si vuelvo con fuerza o no Lirio, lo realmente importante es que siento que tengo ganas de hablar algo que me parece un paso importante. Seguro que todos somos en cierto modo "esa gente klennex" de la que hablo, pero hay que procurar frenar esa sin razón, o se es o no se es, pero las medianias siempre me han parecido pobres y vacias.
Zulu es que tiramos lo que ya no nos aporta nada, y si encima lo que nos produce es mal rollo ni nos preocupamos de arrojarlo a la papelera de reciclaje...para qué¡¡
Imagino que la edad tendrá algo que ver en esta selección algo más rigurosa...
El lunes cumplo años¡¡¡ horror¡¡¡
Besos a todos.