14 noviembre 2007

Silencio, el ruido más ensordecedor

Se empiezan a agotar mis ganas o necesidades de silencio, ahora quiero volver a las oportunidades que me da la vida y en las que creo debo volcar de forma intensa cada uno de los momentos que vivo...
He estado un tiempo guardando las palabras como si estuvieran aprisionadas con fuertes cadenas y no tuviesen esas alas para salir al mundo, pero ahora y después de como en la música, hacer una pausa respetando silencios para guardar el perfecto ritmo, ahora es tiempo de volver a la carga, por muchos y maravillosos motivos...
Mi intuición me dice que me habéis echado de menos, y ese si que es un buen motivo para no arrojar la toalla, bueno mi intuición y alguna persona que ha sabido zarandearme sutilmente para devolverme al mundo de los vivos...
Esa persona es la que se ha "chivado" con el mayor cariño, es la que ha delatado a alguno de vosotros dejándome claro que en este archipiélago de palabras y caminos que hemos formado entre unos cuantos...se nota que el paseo está incompleto si hay ausencia por mi parte...
Así que no hay nada que pueda ni deba pararme ya, en cierto modo me debo por voluntad propia a esta fracción de mi vida que comparto con vosotros, los que en muchos ,incontables, momentos habéis hecho que mi vida funcione algo mejor...
Kuki al fin he salido de la guarida, ni soy osa polar, ni hiberno, me gusta que el frío del mes de Noviembre me de en la cara por las mañanas dejándose sentir, así que...¿ qué hacía yo escondida??? las decisiones de la mente son impredecibles....
Lirio, gracias por haberte enfadado conmigo, ¡¡ si en el fondo me va la marcha¡¡ , me motiva dando cuerda y poniendo en marcha lo que por todo y por nada se había estancado, así que ....bueno tú ya sabes¡
Los demás....muchos más, sabéis que en las madrugadas paseo sigilosamente por vuestros espacios leyéndoos y aunque estos días no haya dicho ni "hola", estar....estaba¡¡


4 comentarios:

raindrop dijo...

Me alegro de ver otra vez al Guadiana ;)
Ya me entiendes... me alegro de volver a leerte y comprobar que estás bien. Hay tiempo para todo: tiempo de palabras y tiempo de silencio. Ambos son necesarios y no podíamos hacer otra cosa más que respetar tu silencio... (ese ruido tan ensordecedor)

Pero ahora que ha pasado tu tiempo de silencio, quiero volver a disfrutar de tus palabras.

besos

La interrogación dijo...

Entiendo. Son etapas, momentos de estar ausente. Así que me alegro de que te sientas con ganas y con fuerzas para retomar algunas actividades, como la de escribir.

Besos

@rri dijo...

Como me gusta leerte, te mando un abrazo fuerte y q me encanta q estes aqi con esa fuerza...

mas de mi que de... lirio dijo...

Sorprendida y feliz (por fin), bailo al son de tus palabras... ya estas aquí y eso para mí, tiene muchiiiiiissssimo valor.
Te extrañaba.
Besitos