02 agosto 2007

EMOCIONES Y CONMOCIONES

En estas "obras aún incompletas" no podía quedarme sin dar un repasito por mis emociones, entendiendo como tal todo aquello que nos conmueve, nos agita, nos hace vibrar en mayor o menor escala, pero siempre de carácter afectivo e intenso...
Mejor que hacer una clasificación exhaustiva de todas y cada una de ellas, prefiero dejar ir volando la imaginación y la memoria para que vaguen por estas líneas a su antojo, sin ponerles barreras ni puertas con cerrojos oxidados...
En estos momentos me emociona el sonido alborotador, el escándalo público que está formando el mar Mediterráneo y su marea, hoy más fuerte y viva que otros días, ese sonido es muy mío convivo con él un mes al año desde hace ya muchos, puede que poco tiempo pero intenso puedo jurarlo, el resto de los meses me conformo con soñarlo, y parece que sintonizamos de manera perfecta, él me regala música en vivo y en directo y yo ahora que los dos estamos en soledad por lo avanzado de la noche le ofrezco mis pensamientos y alguna que otra miradita... en el fondo es muy coqueto y presumido¡¡¡

Me hacen vibrar y diría que hasta temblar de emoción algunas lecturas, de gente conocida o no, de vivos o no tan vivos, de muy cultos o absolutamente incultos, pero siempre cuando más de dos letras se unen para configurar una idea llena de ternura o realidades, muchos son los que tiene esa facultad sobre mi.
Mi preferido, entre otros: Benedetti, algunos ya lo sabéis, mi otro preferido un poeta alicantino poco conocido, su nombre? da igual...por sus hechos los conoceréis no es así? lo importante es que su rima a veces va como teledirigida directamente al órgano más sensible del cuerpo humano... enternece y mima.

Los pelos como escarpias....no puedo evitar erizarme al oírle cantar bueno diré al oírlos, el "Caso Serrat" es un tema para estudio psicológico en mi, su obra , su voz, su tembleque forzado o no, su presencia, pero sobre todo la influencia que ha tenido en mi vida posiblemente porque crecí mientras mis hermanas se enamoraban con "Penélope", o lloraban recordando sus amores de verano escuchando "Mediterráneo" perdurará por los tiempos, no puedo olvidar que conocí a Miguel Hernández y su "para la libertad" gracias a que él le puso en nuestro mundo convirtiéndole en uno más después de que "otros le hubiesen desterrado"a los confines, no estudiamos a "según que poetas" en el colegio...fue de su mano.
Mi otro "gran respetado" es Sabina, quizás más reciente y frívolo, pero nadie como él sabe cantar al y para el pueblo, su poesía es muy urbana y por eso posiblemente más cercana y común a la vida de cualquiera de nosotros... sus rimas perfectas y su desvergüenza me encanta¡¡

Me conmueve las pocas o extraordinarias veces que veo a mi hijo Álvaro feliz o disfrutando con cualquier momento o cosa, en esos momentos desearía parar el tiempo y quedarme ahí, no es posible explicar esa emoción o sentimiento tan hondo puede que por lo singular o particular que es…
...Mis hijas... los hijos de mi hermana...
La gente que quiero, y aquellos que me demuestran tanta ternura¡

Pero las emociones o sentimientos son como las pinturas de las paredes de una casa, cambiande color y textura dependiendo de quién las habite o de cómo nos sintamos anímicamente y no siempre todo es inmaculadamente blanco, existen las tablas de colores, como las emociones también oscuras, esas que nos enturbian la vida y la existencia...

Duelen las ausencias demasiado, a veces se hacen descarnadas, surrealistas y sin sentido.Somos demasiado inexpertos, por falta de tiempo, para aprender que la vida acaba, que los relojes vitales se paran como los digitales, que nuestros amarres a veces dejan de serlo para convertirse únicamente en recuerdos y suspiros...

Dejan el alma "touché" algunas traiciones que nos pillan de sorpresa, se siente una violación a la lealtad cuando un enmascarado amigo "da la cara" y se quita la máscara de carnaval... posiblemente sea uno de los peores tragos amargos de la vida.

Intranquiliza el futuro incierto, el no saber que pasará mañana o como lo resolveré, las injusticias a toda escala, la poca confianza que se merecen muchas personas que dicen ser vitales para nuestra tranquilidad cotidiana.

Me indigna saber y conocer mujeres que aún no levantan la voz ni las manos, que siguen postradas y humilladas por una sociedad mal concebida a pesar nuestro, porque sus voces no son suficientemente altas, ni sus heridas físicas o mentales son la prueba legal que les devuelva su espacio de libertad....
... entre otras cosas ....

"No somos responsables de las emociones, pero sí de lo que hacemos con ellas".


6 comentarios:

Isidoro dijo...

Ahí me has pillado...me has tocado la fibra tú...touché....te dije que en tu blog los podías colgar y yo encantado ;-).
Sabina y Serrat,ya lo sabes...mi debilidad y además los hemos cantado juntos jejeje.
Besitos y disfruta de ese mar, tan nuestro.

Candela dijo...

No puede ser tanta coincidencia: el Mar, sea cual sea, en mi caso el Norte, el Cantábrico o el Atlántico, solo un poco al año, pero me vale para el resto.

Benedetti, ¿cómo es posible? Y Serrat, no, tanta coincidencia, no.

Compartimos ternuras, tristezas, dolores y alegrías. Hija, en mi caso y nieto.

Lo demás… ¡es la vida!

Un abrazo

SIB dijo...

Si Candela, a veces las personas se cruzan en nuestro camino por algún motivo especial...y este no va a ser menos no?
Muchas, puede que muchisimas casualidades pero no sabes como me alegro de ellas, eso me acerca más a vosotras.
Por cierto si por mi fuera en estos momentos preferiria estar en el Atlantico o el Cantábrico... este "tan mio" me acerca demasiado al recuerdo de mi hermana y lo estoy pasando mal.
Un beso a todos/as

Kukilin dijo...

Sib querida; Cuan profundo son tus textos y cuanta verdad encierra la frase "No somos responsables de las emociones, pero si de lo que hacemos con ellas"
Te envío todas mis fuerzas positivas y un gran abrazo.

Isidoro dijo...

Yo te mando un abrazo cargado de aire mediterr�neo,intentando que aprecies su contenido...

Mas de mi que de... lirio dijo...

Podría pero la pereza me puede, me he levantado a las cinco y ya sabes… así que cuéntame hasta cuando estas que una tarde me escapo y caminamos un rato por la playa.
Besitos