08 enero 2008

Antes de Dormir...


Como enquistados siento los dedos ante el teclado, será la falta de costumbre o el colapso mental y físico que han ejercido estos alucinantes y paranoicos días sobre mi... Sé que quiero expresarme pero me falta recobrar la normalidad, esto es como montar en bici, jamás se olvida pero hay que practicar porque podemos perder la soltura que nos proporciona el ejercicio diario.

Los acontecimientos y la vida durante este periodo se estancan, se adormecen, las noticias y sus derivados pasan a un segundo orden de prioridad, y en definitiva nos volvemos un poco más estúpidos y egoístas, haciendo la vista gorda... Jamás vamos a recobrar el juicio?

Hoy y siguiendo al pie de la letra el post de un amigo, he decidido ser más benévola, sobre todo más positiva, pero aunque lo intento de verdad "rain", el ramalazo puede conmigo y me impulsa a dejar de tener la cabeza en las estrellas para bajarme unos cuantos escalones y de nuevo ver la vida más de cerca... Haré deberes y sobre todo ejerceré la risoterapia, puedo prometer y prometo.

Tendréis que perdonarme si en este ansioso momento por escribir, fusiono palabras que puedan resultar inconexas, frases que quieran expresar un todo y se conviertan en un texto deslavazado, pero como muchos de nosotros necesito venir aquí a descubrirme, a mostrarme en mi totalidad para así encontrarme con vosotros, una larga cadena o un circulo viciosillo con el que seguir viviendo, con la satisfacción de las palabras.

Pero ya es tarde y eso que ahora empezaban a brotar las ideas, eso si algo desordenadas como muchas de las cosas interesantes de mi vida, pero puede que mañana a la luz o a la sombra según antojo de la meteorología , sigamos hablando del porqué escribimos...


2 comentarios:

El Instigador dijo...

Fantástico post que resume con precisión mi estado actual. No me brota nada y me pongo delante de la pantalla y no escribo más que cosas inconexas.

¿Porqué escribimos? Yo, por pura diversión pero tengo que reconocer que espanto a mis malos espíritus y me siento contento cuando algo me queda legible. Lo mío, como casi todo lo que hago, es hedonismo puro.

Un beso.

raindrop dijo...

Yo pienso que escribimos porque no queremos estar limitados por la materia de nuestro cuerpo y nos extendemos más allá de nosotros mismos en nuestras palabras, con nuestras letras. Puede ser... ;)
Gracias por tu alusión. Es una muestra de cariño que valoro muchísimo. Ya sabes que (por supuesto) estés como estés puedes contar conmigo.

besos