20 junio 2007

Umbría por la pena

En esta tarde/noche de miércoles mohíno y entorpecido para mi, no puedo expresar demasiadas palabras tal vez por miedo, por esa turbación que me envuelve, me encuentro llena de recelos , temores y mosqueos ante lo que el siguiente paso me tenga preparado, desconfío del mañana porque el hoy ya es traicionero y cruel.
Puede que en otro momento pueda contar de manera más abierta y veraz lo que hoy me hace crujir el alma en mil pedazos, pero ni siquiera puedo escribir las palabras que me aterran prefiero que el poeta diga lo que siento y lo que me conmueve...
Mi esencia, mi yo hoy se siente también casi bruna...

Umbrío por la pena casi bruno
porque la pena tizna cuando estalla
donde yo no me hallo, no se halla
hombre más apenado que ninguno.

Pena con pena y pena desayuno
pena es mi paz y pena mi batalla
perro que ni me deja ni se calla
siempre a su dueño fiel pero importuno.

No podrá con la pena mi persona
circundada de penas y de cardos;
tanto penar para morirse uno¡.

Espero que podáis entenderme y disculpar este arranque de tristeza.

3 comentarios:

Isidoro dijo...

QUIERO TU RISA

Quiero que se ilumine tu risa,
que el candil de tu mirada vuelva a prender,
que en ti la noche no sea oscura,
que torne a tus labios el brillar.

Que el calor de las estrellas
secar quieren la gotas de rocío
que por tus mejillas corren,
enturbiando tu mirar.

Quiero mirarte a los ojos
y ver las nubes grises marchar,
que presurosas se alejen
dejando en ellos los colores del mar.

Que las penas ahogan su brillo,
ese que enciende el infinito soñar,
los horizontes anhelados
y los futuros de almas por enlazar.

Quiero sentir el inmenso calor
que enciende tu caminar,
esas hogueras que rápido prendes
en los leños del hogar.

Que la noche salió fría,
invitando al cuerpo a tiritar,
abrazándose a uno mismo
sin esperanza de calentar.

Quiero verte por las nubes volar
y tan solo tu vuelo cesar
cuando la más bella rosa encuentres
y quieras de su acariciar gozar.

Que terciopelo son sus pétalos
y a sus espinas no has de tocar,
pues la belleza también hiere
a quien de ella se quiere emborrachar.


Quiero ser el artesano
que tu mundo recompondrá;
sin piedras en el camino
que te hagan tropezar.

Que duelen las caídas
y dificultoso es solo levantar;
mas mi mano amiga siempre estará
para tu cuerpo ayudar a enderezar.

Devuélveme tu sonrisa,
dibuja en tu rostro un nuevo clarear
que la mañana vendrá presta
y si en ti hay tristeza, el día no nacerá…


A ver si hay suerte y asoma una sonrisa.....
Besos
Isidoro

SIB dijo...

Sé que te duele que no ria,que no brille con la luz propia de hace un tiempo, pero esta noche me siento menos "bruna" veo un halo de pequeña esperanza que me hace sentir mejor... Y además yo siempre tiré con fuerza de pesos pesados no? no voy a dejarme rendir ya, lo aseguro
Un beso... tú que me lees

Isidoro dijo...

Me alegra saber de esa luz que asoma y desde luego,sé de tu fuerza y tambien de tu fragilidad....pero siempre habrá un hombro amigo para empujar.
besos.